Cosas que hacen enojar...

lunes, octubre 26, 2015

Hola queridos lectores aficionados, ¿Cómo les va? Espero bien, a mi me va bien... si se estaban preguntando que había pasado conmigo les diré que no me pasó nada, solo que me encontré nuevos cómics de Linterna Verde y me atrapan, no me dejan ocupar mi tiempo en otra cosa que no sea leyéndolos, pero hoy me escapé para escribir en el blog. 

Fíjense que el otro día estaba viendo la tele y salió un comercial donde una pareja va al banco y el del banco los hace sentir pequeños, entonces me acordé de algo que siempre me pasa, no es que yo me sienta pequeña, más bien que la gente no me quiere ver grande... si, yo se que suena confuso pero a continuación les explicaré.

Resulta que como todos saben (o a lo mejor no todos) yo tengo 24 años, en diciembre cumpliré mi primer cuarto de siglo y aún así la gente se empeña en tratarme como si fuera una niña y eso me molesta, me hace enojar en niveles insospechados, casi al punto de convertirme en un red lantern!!!

Ya soy una persona adulta, ¡¡tráteme como tal!!

Nunca falta el típico: "no pareces de tu edad" o el "te ves más chica", y eso lo soporto, soy consiente de que posiblemente me veo algo juvenil, aunque de todas formas no entiendo como debe verse uno para parecer adulto.... pero la gota que derrama el vaso es cuando me pasan cosas como las que a continuación les mencionaré:

En una ocasión fui al banco HSBC con el propósito de abrir una cuenta, ya no me acuerdo para que pero necesitaba una cuenta y ya pues fui, llegué y ninguno de los que están en la puerta me recibió ni me preguntó que quería, entonces yo me acerqué a un escritorio y le dije lo que necesitaba, me dijo que me sentara y esperara a ser atendida, total que me senté junto a un señor y luego sale la señorita que atiende y le dice al señor que si soy su hija (¬__¬) a lo que el señor responde que no, que no vamos juntos, pasan unos minutos más y me preguntan si el señor es mi papá (¿en serio?), le repito que no voy con el señor, pasaron más minutos y por fin llegó mi turno, le digo a la ejecutiva del banco que me interesa abrir una cuenta y me dice que si es de ahorro escolar, le digo que no porque ya no estudio y me dice "no creo que tengamos algo para ti, mejor ve a otro banco". Claro que fui a otro banco, me fui a Bancomer y ellos si me atendieron de una forma eficiente y no me trataron como si fuera una niña que va a ver que le regalan... ¡¡malditos!!

Luego un día fui a las oficinas del municipio porque me mandaron a hacer un trámite, llegué y tomé mi turno y cuando me tocó pasar el señor que me atendió se la pasó explicándome las cosas casi con manzanas, me decía "mija" y me hablaba en diminutivo... y yo así de ¿por qué me pasa esto? ¿qué tan chica puedo parecer como para que todo mundo me trate así? Me cae tan mal eso, todos los que me dicen "mija" o "peque" sepan que los odio con odio jarocho, ya no estoy chiquita, yo mantengo la casa, yo pago las cuentas, ya me faltan pocos años para estar en la crisis de los 30's... trátenme como persona adulta.


You Might Also Like

6 comentarios

  1. Cuando cumplas 50 años desearas que te traten como de 40 y extrañaras estos dias.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estos días en que nadie me trata con seriedad, si, claro... los extrañaré muchísimo xD

      Eliminar
  2. Mmmmm qué te digo.
    Pero siempre será mejor parecer más joven que parecer más viejo. Eso seguro.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué idiotas en el primer banco que fuiste. Antes de irte al otro, le hubieras armado pedo a quien te dijo eso reportándole con el gerente.

    De lo otro, te sugiero les digas sin enojarte pero seria "ya soy mayor de edad, le agradezco que me hable como tal, y no en tono condescendiente como a los niños". Se sacan de onda, y logras hacer entender tu punto, créeme.

    ResponderEliminar
  4. A mí me sigue pasando. Bueno, no exactamente eso porque ya no me toman por menor de edad pero sigo siendo invisible. En todas partes se me cuela la gente porque debo ser muy poca cosa y nadie repara en mí. Y también da mucha rabia. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. a mi una vez llamo un señor a la casa y me pidio hablar con un adulto, le dije que era yo y me dijo como tres veces que le pasara a mi mama, total queria ofrecer algo pero no me quiso creer que yo era un adulto, en el trabajo aun me dicen peque, pero como ya tengo 35 años no me molesta para nada :)

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.